¿A qué fui a Ushuaia?

A mediados de diciembre, como si este año no hubiese sido suficientemente generoso conmigo (¡gracias! ¡acepto más…