Chica de hotel

Uno de los principales obstáculos al momento de viajar, es, sin dudas, lo caro que puede volverse. Entre pasajes, comida, alojamientos y alguna que otra visita turística, las cuentas se van hasta el techo.

Sin embargo, siempre me acuerdo de las palabras de mi amigo Juancho: “Viaja el que quiere, no solo el que puede“.

A lo que se refería Juancho es que, dejando de lado gastos como los pasajes, hay muchas formas de que el viaje no sea tan caro, es solo cuestión de abrir un poco la cabeza y animarse.

Es que, verán, yo me considero por lo general una “chica de hotel”. Disfruto mucho de la experiencia clásica de viajar: amo el viaje en avión, y también amo estar en un hotel. La habitación siempre limpia, los “amenities” del baño, las camas mullidas y con muchos almohadones. Son lujos y comodidades que no tengo en casa –mejor dicho, lo tengo, pero lo hago todo yo, nadie lo hace por mí.

El tema es que claro, si uno tiene una idea de viajar seguido, te drena el presupuesto, o te limita a hacerlo cada par de años.

Me gustaría probar alguna vez lo que hacen otros amigos míos, que buscan departamentos de alquiler temporario, o también appart-hotels. No sé exactamente cuánto te ahorrás con el alojamiento en sí mismo, pero por ejemplo, para el tema de las comidas el presupuesto baja un montón, porque podés cocinarte en tu propia “casa”.

Los hosteles para mí están fuera de la cuestión, salvo contadísimas excepciones como puede ser viajar con muchos amigos. No me siento segura compartiendo habitación con desconocidos, donde cualquiera puede acceder a mis cosas. (Si alguno de ustedes tiene argumentos para convencerme de lo contrario, son bienvenidos).

Y por supuesto, siempre está la opción de crashear en la casa de algún amigo o pariente que viva justo en el lugar al que queremos ir, aunque para eso hay que tener suerte.

Para los que también se consideren “gente de hotel”, tengo algunos tips que me resultaron útiles en los últimos viajes (¡pregunten!), y para los que son más de departamentos temporarios o appart-hotels, ¿qué consejos me darían para sacar el mayor provecho de una experiencia así?

También podría gustarte Más del autor

6 Comentarios

  1. Virginia dice

    Yo probe hotel, alquiler de piso, y casa de amigo o familiar en el exterior…
    Es obvio que en donde mas gaste fue en hotel, las vacaciones en casa de amigos fue la mas gasolera en materia alojamiento pero dependes de si la persona esta de vacaciones tambien, o si compartis o no salidas, y dependes de sus horarios para todo. Yo la pase muy bien pero mis horarios son otros jaja, en el alquiler del piso (o dpto como decimos nosotros), y esta bueno, manejas tus horarios de todo, pero vos tenes que limpiar todo como si estuvieras en tu casa, ordenar, cocinar, si podes ahorrar en lo grande que es el dia a dia del hotel, pero la comida, yo prefiero comer comidas tipicas del lugar, o algo asi nomas… no me convence… ojo yo solo puedo hablar de mi, viajo sola, quizas entre 2 sea mas conveniente todo…
    Me quedo con Hotel, me gusta darme ese lujo ya que en casa no tengo nada de eso jajaja mimos que me doy aunque sean 14 dias en el año

    Lo que no me gusta de los hoteles es que al no conocer, a veces es una loteria y te toca cada cosa que te queres morir, pero cuando esta todo bien, me encanta

    saludos y excelente tu blog como siempre

    1. Ce dice

      Gracias Virgi!! Comparto lo que decís 🙂

  2. Charles dice

    Confort en hoteles es lo mejor….

    un tipo muy común que imagino todos realizan es consumir del frigobar a discreción y luego comprar en un kiosko los mismos productos muchisimo, sisi.. muchisimo mas barato y luego colocarlos en el frigobar… y nadie vio nada.. 😀

    Otro tip que me funciono en varios hoteles y por pertenecer al rubro organización de eventos vino bien, es preguntar cual es la tarifa para miembros de congresos, y si te piden algo nos hacemos una credencial o membrete del congreso y con eso te bajan hasta un 50% la tarifa! Animense y pregunten! que esta bueno, un poco de falta de verguenza y todo es posible 😀

    1. Ce dice

      Jajaja, lo de las conferencias nunca se me había ocurrido.

      Con el del frigobar, creo que todos lo hemos hecho, pero ojo que hay hoteles que tienen como sensores en el frigobar, y se avivan cuando sacaste un ítem durante “mucho tiempo” y te lo cobran!

  3. DrM! dice

    Yo también disfruto más de los hoteles, sin lugar a dudas. Tampoco soy muy exigente, con que tenga almohadas copadas (no esa feta de goma espuma que ponen a veces) y pocas o ninguna alimaña, estoy conforme. Y aire acondicionado, claro 😀

    Por el tema del hostel, yo cuando viajo por el país por trabajo paramos en hostel por una cuestión de costos y que la onda está buena. Y siempre llevamos notebooks, además de los teléfonos de cada uno. Y casi siempre nos pasa los mismos: salvo contadas excepciones, los pasajeros que están en el hostel tienen mejor tecnología que nosotros, así que es probable que ellos estén más preocupados que nosotros :D. Sin embargo, si es molesto no poder dejar cosas sueltas por la habitación, guardar las cosas que compraste, dejar mucha plata en el bolso (al alcance de cualquiera)… Personalmente, no utilizaría hostels en viajes internacionales, más allá que la onda siempre es más juvenil (yo estoy un poco pasadito ya :D)

  4. HQ063 dice

    Me pasa lo mismo que a vos con los Hostels. E inclusive, menos pero también me pasa en los hoteles. Tengo necesidad de dejar la plata en caja fuerte, la NB en valija con candado, llevarme conmigo las llaves, y toda precaución extra que pueda tomar con las cosas de valor. Mi mujer me dice que soy un exagerado, pero si no lo hago, no estoy tranquilo. Tal vez sea porque me paso que me desapareciera plata de la habitación de un hotel en Brasil, pero hoy en día tomo todas las precauciones que esten a mi alcance, entre las cuales la primera es no ir a hostels salvo que en el grupo con el que vaya seamos suficientes para llenar la habitación.

    Lo que si hago es ir a hoteles de baja la mas baja categoria, donde capaz no te hacen la habitación todos los días o no tienen un hermoso restaurant en planta baja ni servicio de lavanderia u otras cosas que igual no usaría. Pero con eso te ahorras bastante plata, también porque al no tener restaurant generalmente no se hacen problema si llevas comida a tu habitación, entonces aunque no puedas cocinar, comprar comida hecha es mucho mas barato que ir a cenar a algún restaurant.

    Y también tengo la suerte de tener familia en Barcelona, que es por lejos la opción mas económica. Además, como dentro de Europa se viaja muy barato pero siempre que vayas sin equipaje, tiene la ventaja de que puedo “hacer base” en Barcelona, dejar las valijas y de ahi tomar vuelos low cost para conocer otros lugares.

    Los departamentos son mas laburo y me da mas desconfianza que no es tan facil saber si es “bueno”… igual, algún día probare con airbnb, tal vez el próximo viaje.

    En fin… no hay cosa mas linda que viajar, en todas sus variantes…

Los comentarios están cerrados.