Resorts de ski de lujo: Club Med en los Alpes

En los Alpes Franceses, Val Thorens y Grand Massif unen lujo y deportes de nieve

De chica tuve la suerte de veranear en más de una oportunidad en Club Med, la cadena de resorts all-inclusive más conocida del mundo, y que tiene un lugar privilegiado en mi corazón. Es por eso que para mí Club Med era sinónimo de vacaciones en la playa… hasta ahora.

Este abril tuve la maravillosa oportunidad de viajar invitada a los Alpes Franceses a conocer los dos Club Med más lujosos en lo que es su oferta de nieve: Club Med Val Thorens y Club Med Grand Massif Samoëns Morillon. Y, además, aprovechar para desafiar mis límites y, en vez de esquiar, aprender a hacer snowboard.

¿Esquían? ¿Hacen snowboard? ¿Les encanta la nieve y les gustaría aprender? Acompáñenme entonces, que esto les va a encantar.

Rápidamente y para los que no sepan qué es Club Med, es una cadena de resorts (“villages”, como se les dice internamente), que cuentan con un sistema Premium All Inclusive, que incluye desayunos, almuerzos, cenas, bebidas (incluyendo alcohólicas),  bar y snacks durante todo el día, toda la estadía.

Y, además, incluyen muchísimas actividades diferentes según el village en el que te estés quedando.

Cuando haces check-in y te dan la llave de tu habitación (una tarjeta en el caso de Val Thorens, una pulsera en Grand Massif), la misma funciona también para tu locker en el ski-room, un espacio para guardar tu equipo cuando no estás en la pista de nieve.

Aunque los esquiadores más experimentados seguramente tengan y quieran llevar su propio equipo, también se puede alquilar directamente allá para usarlo durante la estadía. Tienen todo tipo de talles y modelos.

Llegar a la nieve es sumamente fácil, porque Club Med tiene la ventaja del acceso directo a las pistas sin necesidad de movilizarse. La estadía incluye pases a las pistas durante toda la semana y, además, clases grupales de esquí y snowboard para distintos niveles y edades.

Aquí está una de las mayores diferencias entre los dos villages que visité: en Val Thorens las clases están disponibles recién para chicos a partir de 12 años de edad, lo cual lo convierte en un centro más “para adultos”, por más que no hay ninguna restricción con respecto a las reservas.

Si va una familia con niños más pequeños, deberán contratar clases apartes.

Por el contrario, Grand Massif incluye clases de ski o snowboard para niños a partir de ¡3 años!, convirtiéndolo en un resort mucho más familiar (esto se nota en las pistas pero también en los pasillos del hotel).

Si ustedes nunca vieron a una pulguita de 3 años andando en esquíes, quiero que sepan que es una cosa maravillosa, y que te hace cuestionarte realmente qué tan hábil sos en la vida.

Las clases se dividen en: principiantes (nunca lo hicieron antes), fácil, medio y avanzado. Y además pueden hacer pista libre los que ya estén cancherísimos.

Como les contaba, en mi caso decidí iniciarme en el snowboard, y fue una experiencia increíble. No es lo mismo aprender una habilidad nueva a los 10 que a los 30, los miedos son otros, y la habilidad… bueno, ¡es un desafío!

La primera mañana miraba la tabla y casi me daba ganas de volver al resort a abusar del chocolate caliente, porque me parecía imposible que yo pudiera mantenerme en pie sobre eso. Y sin embargo, hacia el final de la primera tarde no solo estaba haciendo equilibrio, sino bajando la pendiente de principiantes, primero con algunas caídas, y después ¡todo de un tirón y sin caerme!

Eso da la pauta de que 1) quien les escribe no era tan poco habilidosa como creíamos, y 2), lo que importa, los profesores son realmente muy buenos, saben de lo que hacen, y saben manejar a cada grupo con su nivel.

Fue una experiencia más que recomendable.

Dejando el tema de nieve de lado, lo que me encantó es el nivel de servicio en los dos resorts. El tema de “all-inclusive” es real y 100% (salvo con cosas como el alquiler del equipo si no llevaste el propio, el spa, y las botellas de champagne). Pero por lo demás: comida y bebida (incluso alcohólica) todo el día, las clases, actividades, kids club… ¿y mencioné la comida?

No es un tema menor. Los all-inclusive suelen sacrificar calidad por cantidad cuando de comida se trata, y sin embargo acá sentí que iba a un restaurante de verdad cada noche. Y un detalle que me encanta, el Chief de cada village (digamos, el gerente más alto) se queda cada noche un rato en la puerta del comedor para recibir a todos los huéspedes que van a comer. Ese tipo de detalles te hacen sentir en casa.

Las habitaciones tienen un nivel de confort y lujo que no deja nada que desear, desde la calidad de los muebles, toallas y ropa de cama, hasta la decoración, realmente muy bien pensada y moderna (lo cual no es de soprender, ya que al escribir esta nota Val Thorens tiene apenas 4 años, y Grand Massif, 6 meses!!). En el video que preparé para mim canal de YouTube pueden ver los dos villages y las habitaciones en las que me quedé en todo su esplendor.

Así que amigos, nada más que cosas buenas para decir sobre los resorts de nieve de Club Med en los Alpes.

¿Vale la pena el gasto?

Es difícil comparar precios de la nada porque depende mucho de qué tipo de viaje quiera hacer cada uno, y además el precio no es el mismo a lo largo de todo el año.

Lo que más dudas puede generar es el tema de los pasajes hacia Europa, que por supuesto son un gasto considerable.

Pero vale la pena hacer las cuentas si consideran que en precio de cada persona se incluye:

  • Una semana de estadía en hoteles de lujo
  • Acceso libre a las pistas de ski y snowboard (y, según el caso, acceso directo a las mismas desde el resort)
  • Clases incluidas
  • Todas las comidas incluidas, todo el día
  • Club para niños, adolescentes y hasta bebés (en el caso de Grand Massif; en Val Thorens no)
  • Actividades recreativas y gym
  • Shows y baile todas las noches

Espero que esta reseña les haya servido, y también espero poder mostrarles algo de nieve de mi propio país (Argentina) esta temporada de invierno.

¡Bien viaje!

Nota: esta reseña fue posible gracias al patrocinio del destino, hotel y/o atracciones mencionadas, pero mis opiniones son independientes y están basadas en mi experiencia real.

¿Te gustaría que cubra tu destino, hotel, restaurante o atracción? ¡Contáctame!

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.