Viajes, experiencias y lifestyle

El final de Interstellar explicado por Neil deGrasse Tyson

El siguiente post contiene SPOILERS.

Interstellar

Interstellar, la última película del aclamado director Christopher Nolan, dejó a más de uno con un gran signo de interrogación en la cabeza debido a su intrincado final. Si algunos de ustedes tuvieron ese pequeño inconveniente, no teman. Neil deGrasse Tyson, a través de la gente de Business Insider, le echa un poco de luz cósmica a todo el asunto. 

A estas alturas, si leyeron hasta acá es porque ya vieron la película. Pero por si algún desprevenido pasó por alto la advertencia al principio de esta nota, vale recordar una vez más que a continuación habrá importantes spoilers en relación a su final.

Pues bien, Cooper es el protagonista principal de esta aventura espacial. En el último acto de la historia lo vemos adentrarse en un agujero negro. Lo que sigue puede resultar confuso e incluso un poco abrumador.

El personaje interpretado por Matthew McConaughey se ve inmerso en una dimensión desconocida para él (y para nosotros). Y es allí como Coop es capaz de acceder a su pasado y ponerse en contacto con Murphy, su propia hija. Quien aún siendo una niña, creía estar siendo acosada por una entidad paranormal que resultó ser ni más ni menos que su padre desde el futuro.

Pero, ¿qué fue lo que sucedió exactamente? Esto es lo que deGrasse Tyson tiene para decir al respecto:

 

En palabras sencillas, nuestro mundo se rige por cuatro dimensiones. Tres pertenecen al espacio físico y otra más al tiempo. Lo que ocurre con exactitud dentro de un agujero negro es un gran misterio para la ciencia pero gracias a ella también podemos llegar a darnos una idea.

Lo que sostiene Neil deGrasse Tyson es que Cooper experimentó una quinta dimensión que lo ubicaba por encima del tiempo como si éste estuviera al mismo nivel que el del espacio. Es decir, durante nuestra vida cotidiana podemos ver y recorrer el ambiente que nos rodea. Poseemos la habilidad de manipular nuestro entorno inmediato.

El tiempo dentro del agujero negro toma esta misma característica. Se vuelve palpable por Cooper de modo que es capaz de moverse en él e incluso utilizarlo como herramienta para ponerse en contacto con su hija.

Sin embargo, deGrasse asegura que aún si esta quinta dimensión existiera y tuviéramos la capacidad de acceder a ella (y vivir para contarlo), no podríamos alterar diversos eventos ya acontecidos en el tiempo.

No hay que olvidar que aunque Interstellar intente recrear lo más realísticamente posible la vida en el espacio, sigue siendo una película de ciencia ficción. Así y todo, nada quita que en un futuro lejano la humanidad pueda generar la tecnología y los recursos necesarios para poder explorar  los rincones más recónditos del universo. Después de todo, soñar sigue siendo gratis.

Vía | Slashfilm 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.