Viajes, experiencias y lifestyle

Cómo obtener Global Entry y TSA pre-check para Estados Unidos

Pasa rápido por migraciones y seguridad con el programa Global Entry

Global Entry es el programa de viajeros confiables de Estados Unidos que acelera los trámites de migraciones al llegar a dicho país.

Cuando me enteré hace poco que los argentinos ya podíamos aplicar para este programa, no lo dudé dos segundos y me anoté online. ¡Y estoy feliz de decir que me aprobaron!

Hoy les voy a contar de primera mano cómo es la experiencia y el proceso por si están pensando en aplicar para Global Entry y TSA Pre-check, ya sean argentinos o de cualquier otro país que esté permitido en el programa.

Algunos puntos generales a tener en cuenta:

  1. El trámite tiene un costo de 100 dólares, que se cobra independientemente de si te aprueban la solicitud o no.
  2. La solicitud se comienza online y, de ser pre-aprobada, tiene un paso final que es una entrevista en persona (generalmente en algún punto a elegir de los Estados Unidos, pero tengo entendido que cada tanto las realizan en la Embajada. No fue mi caso). Tengan esto en cuenta al planificar fechas.
  3. El estado de “Global Entry” dura 5 años.

Ahora bien, al proceso:

Cómo aplicar para Global Entry

Lo primero que hay que hacer es crear un usuario y contraseña en el sistema GOES.

Una vez que lo tenemos, ingresamos y empezamos a completar el formulario de solicitud. Es un formulario largo. Muy largo. Las preguntas son básicas (como número de pasaporte, dirección, número de visa, etc) y también personales (países visitados en los últimos años, empleos que se han tenido en los últimos años, etc).

Asegúrense de tener un buen rato para poder completarlo con tranquilidad. Como siempre, no hay que ponerse paranoicos ni mentir en nada (¡básico!). Simplemente contestar con sinceridad todas las preguntas hasta llegar al final.

En el último paso nos van a pedir el método de pago. Yo usé tarjeta de crédito, no recuerdo si había otros medios disponibles, y me cobraron los 100 dólares antes mencionados.

Los beneficios de Global Entry

Una vez terminada esta primera parte, nos va a avisar que cualquier novedad estará reflejada en este mismo sitio web, ingresando con el usuario y contraseña, y que volvamos con peridiocidad para ver si hubo alguna novedad.

Yo entré religiosamente cada 3-5 días, pero la realidad es que cuando hubo una actualización, me llegó un mail, así que quizás no era tan necesario. Pero para estar tranquilos, pueden entrar cuando quieran a ver el estado de la solicitud.

En mi caso, apliqué unas semanas antes de viajar a Miami, para ver si tenía suerte y se alineaban los tiempos con la entrevista. Y me salió bien de casualidad: hice mi solicitud el 31 de mayo, viajé el 18 de junio, y el 26 (el día antes de volver a casa) me llegó mail de que había una actualización en mi solicitud: estaba pre-aprobada.

Ingresé al sitio de GOES y un nuevo botón había aparecido para programar mi entrevista. La entrevista debe ser programada (no necesariamente tomada, pero sí “pedida”) en los 30 días a partir de recibir la pre-aprobación.

Esto quiere decir que, por ejemplo, si nos pre-aprueban un 1 de junio, tenemos hasta el 30 para pedir la entrevista, por más que la fecha elegida para tenerla sea el 15 de diciembre.

¿En dónde se tienen estas entrevistas? En distintos puntos de los Estados Unidos y en algunos países selectos. Argentina no está por ahora en esa lista, pero tengo entendido que cada tanto se habilitan entrevistas en la embajada, si alguno de ustedes tiene info al respecto, ¡compartan en los comentarios!.

Ya que el Global Entry es un programa que tiene más sentido para los viajeros frecuentes, lo mejor es programar la entrevista para el próximo viaje que se tenga en agenda.

Como les comentaba, mi pre-aprobación llegó el día antes de que me vuelva a casa, así que inmediatamente me metí en el sistema y ¡éxito! Había cupo para entrevistarme al día siguiente en el aeropuerto de Miami, así que me pedí un turno 5 horas antes de mi vuelo (por las dudas, para tener tiempo).

La entrevista para Global Entry

Mi entrevista fue en un mostrador, de pie, pero bastante similar a esta escena.

A la entrevista hay que llegar con:

  • Pasaporte vigente
  • Pasaporte con la Visa (en caso de que sea otro)
  • La carta de pre-aprobación impresa
  • Algún documento de identidad de tu país (a mí me pidieron la licencia de conducir, pero imagino que el DNI debe servir también).

La entrevista fue corta y la oficial que me atendió, súper profesional y amable. Me pidieron que confirme algunos de los datos que había ingresado en el formulario de pedido inicial, presenté todos los documentos que les enumeré arriba, y respondí algunas preguntas de rigor, como si alguna vez había estado arrestada o tenido problemas con migraciones (lo cual, me alegra decir, es negativo en los dos casos).

Dicho esto, me dieron mi número de miembro de Global Entry y me explicaron que:

1- Cuando vuelva a Estados Unidos puedo ir a uno de los kioscos automáticos y hacer el trámite rápido, utilizando mi Visa. Importante esto: el kiosco les va a pedir que pongan el pasaporte, pero en realidad se refiere a la Visa, que es el documento emitido por los Estados Unidos.

2- La próxima vez que compre un pasaje, al momento de hacer la reserva, puedo poner mi número de Global Entry, y eso me habilita el TSA pre-check, que es una fila más rápida, “de confianza”, para pasar seguridad en el aeropuerto.

Como me aprobaron cuando me estaba yendo del país, todavía no pude estrenar estos “beneficios”, así que espero volver pronto para hacer uso y contarles cómo es en la práctica.

Espero que esta información les sirva, y ante cualquier duda les recomiendo consultar las páginas oficiales de GOES, ya que uno puede tener las mejores intenciones pero sabemos que los norteamericanos son muy puntillosos y organizados, y es mejor no dejar cosas a interpretaciones.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.