Mi experiencia en Economy Plus de United Airlines

United Airlines tiene desde hace ya un tiempo una categoría especial dentro de su clase económica o turista que se llama “Economy Plus”, y que básicamente consiste en los asientos de delante de todo en la cabina turista, pero con un poco más de espacio para las piernas, y abordaje prioritario.

Para poder hacerse con uno de los asientos de Economy Plus hay que pagar un extra que ronda en los $100 dólares para viajes largos, y es por esa diferencia de dinero que nunca me llamó la atención, hasta que mi novio (que mide casi 2 metros) aprovechó esta categoría para un viaje largo y no paraba de recomendármelo.

Aprovechando un viaje de trabajo, decidí pagarme de mi propio bolsillo (el resto del viaje es por trabajo) el upgrade a Economy Plus… y me parece que es un viaje de ida. Figurativamente hablando, claro está.

No sé si será así siempre, pero con mi ticket de Economy Plus abordé con el primer grupo. El tiempo para abordar no me quita el sueño realmente, yo soy de las que se queda sentada esperando hasta que se termina la fila, sé que nadie me va a quitar el asiento. Pero abordar primero tiene una ventaja que no se me había ocurrido: entrás al avión y el pasillo está vacío, sin gente tomándose 10 minutos para guardar sus maletas, o familias paradas en los pasillos charlando como si no hubiese 100 personas haciendo fila para pasar a sus asientos.

Entré al avión, puse mi mochila abajo del asiento de adelante, y me senté tranquilísima a esperar que el avión se llene.

De inmediato se nota la diferencia de espacio para las piernas. Voy a ser sincera: a mí con mi poco-más-de-metro-y-medio de altura no me afecta demasiado, pero aun siendo bajita me dio más movilidad sin molestar al señor de al lado. Y si sos alto y tenés piernas largas, me imagino que debe ser una bendición.

Además, durante los vuelos nocturnos yo uso mi mochila como “apoya pies”, y fue mucho más cómodo con esas pulgadas extra de espacio.

Estar en la parte de delante de la cabina, además, significa que la comida te llega más rápido. Buen dato para los muertos de hambre como yo.

Pero creo que lo que hace que realmente valga la pena es lo que pasa al llegar a destino. En mi caso, entrar a Estados Unidos a través de Houston.

Poder estar entre las primeras personas en bajar del avión significa que, si caminás rápido, llegás entre las primeras a migraciones. Y en mi caso significó que por primera vez en mi vida pude hacer migraciones en solo 5 minutos. Y déjenme escribirlo porque ni yo me lo puedo creer: hice migraciones en 5 minutos. Supongo que tuve suerte porque a las 6am hora local no había otro vuelo, pero aun así, de mi vuelo solo había una persona delante de mí. No lo podía creer.

La última ventaja de Economy Plus que pude aprovechar es que el equipaje estaba etiquetado como “Priority Access”, entonces fue uno de los primeros en salir a la cinta. Debo haberlo esperado menos de 5 minutos.

Para ir cerrando, la experiencia fue sumamente positiva, y creo que para viajes así de largos definitivamente vale la pena. Todavía no hice el upgrade para la vuelta porque primero quería ver si valía la pena, y desde ahora me voy diciendo a mí misma que sí.

Este post lo estoy escribiendo aún en el aeropuerto de Houston esperando mi conexión a Miami, que la reservé con 4:30hs de espera porque creía que iba a tardar al menos 2 en migraciones y volver a despachar el equipaje.

Mientras hacía el web-checkin para el segundo vuelo (mucho más corto), enganché una promo para upgradear a “First Business” por $89, así que después les contaré qué tal esa experiencia 🙂

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Loading...