Rusia 2018: Qué Hacer En San Petersburgo Durante El Mundial

El tercer partido de Argentina de la primera ronda del Mundial es contra Nigeria en San Petersburgo.  Es una ciudad muy grande y con mucha historia, por lo cual siempre recomiendan leer mucho antes de viajar y tener en mente que si no vas a estar muchos días, probablemente no puedas recorrer todo.

Si en Moscú el sitio más céntrico de la ciudad es la Plaza Roja, en San Petersburgo es la Plaza del Palacio. En el centro está la Columna de Alejandro, llamada así por el emperador Alejandro I, que gobernó Rusia entre 1801 y 1825. Tiene 47,5 metros de altura y pesa unas 600 toneladas.

La primera visita obligada es el Hermitage, uno de los museos más famosos del mundo. El interior y las salas de este museo son una lo-cu-ra! Es enorme y no alcanza un día para verlo todo, así que lo ideal es fijar prioridades de lo que se quiere ver.

Iglesia del Salvador sobre la sangre derramada: es una de las iglesias más significativas en San Petersburgo, un punto destacado en la arquitectura del centro de la ciudad. Durante la Segunda Guerra Mundial, una bomba cayó encima de la cúpula más alta de la iglesia. La bomba no explotó y estuvo dentro de la cúpula de la iglesia durante 19 años. Sólo cuando los obreros subieron para remendar las goteras, la bomba fue encontrada y retirada. Entonces se decidió comenzar la restauración y, 27 años después, fue inaugurada como museo estatal donde los visitantes pueden conocer la historia del asesinato de Alejandro II.

Catedral de Nuestra Señora de Kazán: es la sede del obispo ortodoxo de San Petersburgo. Tiene carácter de museo, aunque ocasionalmente se celebran algunos oficios religiosos.

Fortaleza de San Pedro y San Pablo: es la segunda atracción más visitada por turistas luego del Hermitage. Está ubicada sobre una isla pantanosa a orillas del río Neva. Se trata de la ciudadela original de San Petersburgo, fundada el 27 de mayo de 1703 y marca el inicio de la fundación de la ciudad.
En 1924, la mayor parte de la fortaleza fue transformada en museo. Sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial debido a los bombardeos nazis pero luego fue restaurada.

Museo Estatal Ruso: contiene más de 400 mil objetos que abarcan toda la historia del arte ruso exclusivamente, desde el siglo X hasta la actualidad: iconos rusos, obras de pintura, artes gráficas y escultura, numismática, etc. Ha sido considerado objeto del patrimonio cultural de Rusia.

Catedral de San Isaac: Es la más grandiosa de las iglesias de la ciudad. Se puede subir hasta lo alto de la cúpula, desde donde se puede contemplar una espectacular vista de San Petersburgo. Desde 1931 funciona como museo.
En la decoración de la catedral se emplearon más de 40 tipos de minerales, el zócalo fue revestido de granito, el interior de la catedral, paredes y suelos de mármoles rusos, italianos y franceses. Atentis a este dato: para sobredorar la cúpula se emplearon cerca de 100 kilos de oro!!

Peterhof está situado a unos 30 kilómetros de San Petersburgo y se puede llegar por tierra y por mar. El complejo está formado por un conjunto de palacios y jardines que fueron hasta 1917 residencia de los zares. Se les conoce como el “Versalles ruso” y son patrimonio de la UNESCO

Está conformado por dos parques: el Parque Superior, con cinco fuentes, y el Parque Inferior, donde está el complejo de fuentes más grande del mundo. Las fuentes utilizan agua que proviene de manantiales naturales.El centro de Peterhof lo constituye el llamado Palacio Grande.

Si te gustó este post, también podés ver las recomendaciones sobre qué hacer en Moscú y qué hacer en Nizhni Nóvgorod.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.