Yo Soy Franky es el gran éxito de Nickelodeon

Nickelodeon Latinoamérica anunció que su novela, Yo soy Franky, viene siendo un éxito multiplataforma, generando más de 14 millones de puntos de contacto en la región a través de múltiples plataformas. O, como diríamos en porteño: la están rompiendo, en el mejor sentido posible.

En TV, Yo Soy Franky se posiciona como uno de los top tres shows favoritos entre los chicos de 4-14 años, y las transmisiones de la novela han logrado las posiciones #1 y #2 entre niñas de 7-14 años en Argentina, Colombia y México.

Yo Soy Franky

¡Es un éxito acelerado! A solo tres meses de su lanzamiento, la serie ya ha sido vista por más de 4.5 millones de personas a lo largo de la región.

Pero Yo Soy Franky no se queda ahí. En el sitio web mundonick.com y la Nick App, la novela ha generado más del 50% del tráfico del sitio a la sección de programas y más de 170k video-views a través de la aplicación.

Tanto la historia como los personajes de Yo Soy Franky están dando mucho de qué hablar, con más de 100 mil interacciones por día en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Persicope, entre otros.

Además, los posts de Yo Soy Franky han alcanzado a más de 10 millones de personas en la región y más de un millón de personas han conectado con la novela a través de likes, shares, retweets y posts desde su estreno en Septiembre 2015.

Algo que, definitivamente, es la envidia de muchísimas marcas en el mundo de las redes sociales.

¿De qué trata Yo Soy Franky?

Para los perdidos, Yo Soy Franky sigue la historia de (oh sorpresa) Franky, una androide con  apariencia de adolescente, pero que en realidad es un proyecto secreto hecho por Sofía, una científica a la que Franky llama “mamá“.

Aunque el cerebro de Franky opera como una súper computadora de última tecnología con acceso ilimitado a Internet y una gran memoria de almacenamiento, eso no le basta para pasar por una teen humana: Franky no entiende qué son los sentimientos ni para qué sirven, tampoco entiende los chistes ni las dobles intenciones.

Pero todo eso irá cambiando a medida que Franky viva la experiencia de tener familia, amigos, ¡y novio! En el colegio, estará siempre obligada a ocultar su verdadera identidad, lo que la llevará a los equívocos más graciosos. Y en casa, deberá adaptarse a su rol de hija y hermana mayor, dos tareas harto complicadas para un ser tan excéntrico como Franky.

Claro que el mayor desafío será enamorarse… ¡sin que se le caiga el sistema operativo!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.