Hotel Cabaña del Lago en Puerto Varas, Chile

Vista al lago, hermoso edificio, y accesible :)

Como les contaba en mi post anterior, la semana pasada tuve la suerte inmensa de hacer el Cruce Andino desde Bariloche (Argentina) a Puerto Varas (Chile), y en esta última ciudad nos alojamos en el hotel Cabaña del Lago, un lugar precioso que les puedo recomendar sin dudarlo.

Como las reseñas de hoteles me gusta hacerlas bien testimoniales (palabra que adopté en mi viaje anterior a Bariloche), voy a contarles primero mi experiencia en la habitación y las áreas comunes del hotel, y luego algunas generalidades “objetivas” del mismo.

Llegamos a Cabaña del Lago después de más de 8 horas de viaje cruzando los Andes con Cruce Andino, con un poco de frío y bastante cansancio, pero al ver al hotel sentí que llegábamos a un refugio hermoso y gigante. El edificio general se ve bien moderno, tiene mucha construcción de madera y está súper limpio.

Digamos que hay tres grandes partes del hotel: el cuerpo principal con las habitaciones estándar y superiores, el Club House donde están las piscinas, gimnasio y salones de eventos, y las cuatro casonas del “Club del Lago“. De éstas, cada una cuenta con 4 departamentos que a su vez se pueden dividir en dos habitaciones: una grande, la Club Suite, y una pequeña, la Club Superior. Yo me quedé en una de las últimas.

Lo más hermoso de la habitación es la vista al lago. Es más, desde la ventana casi no se ven otras construcciones, así que uno puede imaginarse que está solo en la montaña mirando hacia la bahía de Puerto Varas.

La Club Superior tiene dos camas twins, tele, un escritorio (ocupado en su mayor parte por productos del mini bar, una tendencia que no me gusta pero ya he visto en varios lugares), un mini bar propiamente dicho, armario, pava eléctrica y un baño.

El baño era bien amplio y con mucho espacio en el tocador para poner los productos de cuidado personal. Esa es una de las cosas que más me importan en los baños de los hoteles.

La ducha, impecable: buena presión de agua, sin problemas con el agua caliente y además con duchador “teléfono”.

La calefacción falló en mi habitación. Lo comenté en recepción y me dijeron que se prendía sola a la noche, pero no fue el caso. Le pregunté a mis compañeros de viaje y no tuvieron el mismo problema, así que imagino que habrá sido algo puntual de mi suite y no del hotel en general.

Los restaurantes del hotel están en el séptimo piso del edificio “principal” y tienen una tremenda vista al lago Llanquihue y los volcanes. El desayuno tipo buffet está muy bien, pero donde se destacan es con los menúes de almuerzo y cena, que tienen una carta bien regional que se complementa con vinos chilenos.

Lo que más me gustó: la degustación de sándwiches y hamburguesas (la “Tronador” y la vegetariana son extremadamente ricas), y el “Wine Sour“, que es como el Pisco pero con vino tinto.

Terraza Aylén, un sector aparte del restaurante, ofrece especialidad de carnes y pescados a las brasas, en horno de barro, como también especialidades ahumadas hechas en el mismo restaurante.

Sobre el hotel en general

Hotel Cabaña del Lago se encuentra en Puerto Varas, ubicada a 30 kilómetros del Aeropuerto El Tepual de Puerto Montt, Chile.

Desde el hotel se disfruta de la mejor vista de Puerto Varas, tanto de la ciudad iluminada de noche, como de la impactante majestuosidad de los volcanes Osorno y Calbuco durante el día. Su vista panorámica al lago Llanquihue provee de un colorido espectáculo de las embarcaciones lacustres que se aprecian desde las habitaciones, los comedores y salones del hotel.

Hotel Cabaña del Lago está a sólo cinco cuadras de la Plaza de Armas, el sector comercial y el Casino de Juegos, a donde se puede llegar caminando a orillas del lago.

El hotel tiene un total de 157 habitaciones, todas con calefacción, cable, wi-fi, baño privado, caja de seguridad, discado directo internacional y frigobar.

Club del Lago (las cabañas donde me hospedé) fue diseñado y decorado en su totalidad por profesionales de la zona y con mano de obra local. Además es un proyecto sustentable que tiene incorporado aerotermia (energía limpia) para calefacción, agua caliente sanitaria y reciclaje de materiales que se utilizaron en revestimientos exteriores e interiores de madera, pilares estructurales y mobiliario de los departamentos.

Frente al hotel está el “Club House”, siguiendo con la misma arquitectura, materiales de la zona y maderas nativas recicladas. Aquí encontramos 2 grandes sectores: el primero cuenta con una gran piscina panorámica climatizada de 200 m2 con tobogán y caída infinita, además de una piscina para los más pequeños. En una pequeña terraza exterior se encuentra la tinaja caliente techada con capacidad para 10 personas.

El segundo sector, es el Salón Club House que está contemplado para todo tipo de eventos, con capacidad para hasta 220 personas y foyer de 106 m2 con una imponente vista panorámica al lago Llanquihue.

 

86%
Muy recomendable!

Cabaña del Lago: veredicto

Calificación basada en el hotel en general, y en la habitación "Club Superior" de las habitaciones "Club del Lago" en particular.

  • Ubicación
  • Edificio
  • Desayuno
  • Vista
  • Habitación (general)
  • Tamaño de habitación
  • Cama
  • Almohadas
  • Escritorio
  • Luz
  • Baño
  • Presión del agua
  • Amenities
  • Toallones

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.