Viajes, experiencias y lifestyle

Prestar un libro

Siempre dije que para mí, prestar un libro es un ritual hermoso, algo que me encanta. Disfruto de leer las páginas de alguien que me recomienda a ese querido amigo (para mí, los libros son eso) y cuando yo soy la que presta un libro, siento que estoy dando algo importante.

Pero creo que no me había terminado de dar cuenta bien el por qué de este sentimiento mío hacia los libros prestados hasta que hoy vi una entrevista a Neil Gaiman en la que además de tener un discurso maravilloso y coherente sobre la “piratería” (y cómo ésta a ayudó a que sea más conocido y venda más), cuenta una pregunta que hizo a su audiencia en otra oportunidad: ¿Cuántos de ustedes han conocido a sus autores favoritos a través de un libro prestado?

Y entonces me di cuenta, era eso. Muchos de mis libros y autores favoritos no llegaron hacia mí por un regalo o porque se me ocurrió comprarlos en una tienda, sino porque alguien me prestó un libro de ellos, y en ese acto, me abrió la puerta a mundos maravillosos.

El libro prestado, ese primer libro que “no compré”, me hizo ir después a las librerías a buscar más novelas de los mismos autores, a buscar entrevistas, a querer más. Un libro prestado se convirtió en 10 libros comprados en mi biblioteca. Y muchas veces, hasta fui a comprarme el mismo libro que me habían prestado.

Y esto es lo que resalta Gaiman en su entrevista: el libro que uno puede encontrarse gratis en la web porque alguien lo compartió no es una venta perdida, es el equivalente a un libro prestado. Y con él, todo lo bueno que viene detrás. Por eso me parece una iniciativa digna de ser aplaudida que Amazon empiece a dar la opción de “prestar” algunos libros de Kindle –incluso con limitaciones que se asemejan a si los prestases en formato físico.

Pueden ver la entrevista a Gaiman en el video a continuación (MUY recomendable, pero en inglés):

Para mí, prestar (y recibir) un libro es un ritual casi sagrado. De libros prestados conocí a autores como Stephen King o J.K. Rowling, e incluso Tolkien y Anne Rice.

¿Qué libros o autores favoritos llegaron a ustedes a través de libros prestados?

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

9 Comentarios
  1. Adrian dice

    Un excelente post, y es una verdad que el préstamo de libros fomenta la lectura, pues a varios de mis sobrinos los he encaminado a la lectura prestando alguno de mis libros, y aunque la mayoría de las veces no regresa por que se convierte en un libro muy querido para ellos yo no encuentro ningún problema en dárselo.
    Simplemente a mi me llego por préstamo uno de los autores que aunque he leído poco de el seguramente terminare tratando de leer su obra completa, y el es H.P. Lovecraft, quien por el momento me ha encantado, ademas que la lectura es conocimiento y tendría que haber mas libertad sobre la forma de compartir y adquirir este conocimiento

    1. Cecilia dice

      Amén!

  2. diego dice

    Yo conoci a muchisimos gracias al prestamo digital.
    Y tal cual como vos, con uno solo conpre la saga entera para tener ademas el mismo formato (Tolkien, Herbert con Dune, HP que lo aguante hasta que salio el ultimo para comprarlo).
    Felipe Pigna, Lanata, y otros tantos.

    Si bien en mi caso, un prestamo de libro, generalmente equivale a perderlo, aun no he flaqueado: sigo prestando, seguire prestando.

    La educacion depende de eso.
    Una persona no es culta solo por saber cuanto es 1+1.

    Me encanta discutir de todos lo temas, de los que se, y particularmente de los que no se (es una buena forma de aprender), pero es algo que solo se logra con al menos, uno que este enterado sobre el tema, o conozca.

    Que dificil que es escribir tanto desde una BBerry.

    1. Cecilia dice

      Ganaste 10 puntos extra por tan lindo comentario desde el teléfono!!

      1. Diego dice

        Wiiiii

  3. Nachox dice

    Por préstamo conocí a Manfredi… el problema es que sus libros no se consiguen por ningún lado… definitivamente necesito un nook 😛
    Los que trato de prestar o recomendar siempre que me preguntan son los de Tolkien, sería muy lamentable para la vida de cualquier persona perderse el universo de la Tierra Media… eso si, los de Tolkien me los devuelven porque se pudre todo 😛

  4. HQ063 dice

    Creo que ningun autor que me guste lo conoci por comprarlo en una librería directamente, no voy y compro libros azarosamente y tengo tanta suerte de pegarle y que se convierta en uno de mis favoritos. Siempre que compro un libro, conozco al autor se que me gusta y quiero leer algo mas. Una sola vez compre por recomendación, pero sin haberlo leido y la verdad que me gusto, pero hasta ahí nomas. Después siempre compre autores que había conocido gracias a un prestamo (así descubri a Rowling o Dan Brown entre otros) o un regalo (a Zafon por ejemplo, hoy en día mi favorito por lejos). Y si alguna otra vez compre sin conocer al autor, fue en librerias en liquidación, libros a menos de $5, que cuando veo esas ofertas no puedo resistirme y me quiero llevar un ejemplar de cada uno :P. Pero no voy a gastar $70 – $100 que es lo que sale un buen libro hoy en día sin tener ni idea si me va a gustar o no.

  5. Marcela Chitiva dice

    Es lindo esto, detesto cuando la gente dice que "un libro prestado, es un libro perdido", MENTIRA! nos abrieron la ventana a nuevos mundos.

    por eso existe este metodo:

    http://librosviajeros.blogia.com/

    Lindo post! 🙂

  6. Rubén dice

    La mayoría de los autores no clásicos los fui conociendo por préstamos. Hasta hubo una época que los préstamos me motivaban a la lectura porque había que devolverlos y comentarlos cuanto antes. Por eso me gusta prestar libros y que me los presten.
    Pero sobre todo quería felicitarte por el post que me ha encantado.