Camp Grounded: un campamento para desconectarse (literalmente) [Casual Friday]

Es un hecho que cada uno de nosotros en algún momento pensó en lo reconfortante que sería desconectarse del mundo aunque sea un rato. Toda la tecnología que nos rodea hoy en día, si bien nos facilita la vida hasta límites insospechados, a veces puede llegarnos a saturar. Pero, ¿qué sucedería si pudiéramos entrar en modo offline por 4 días? De eso vamos a hablar en este nuevo Casual Friday. Bienvenidos.

The Digital Detox

Al norte de California, en Anderson Valley, se encuentra ubicado Camp Grounded. A simple vista no sería diferente a cualquier otro camping salvo que aquí está prohibido ingresar con dispositivos electrónicos sin excepción. No se puede entrar siquiera con un reloj. Es necesario dejar todo en la entrada. Esto es lo que se conoce como “The Digital Detox: Analog Zone”.

Camp Grounded es un proyecto iniciado por Levi Felix, quien antes era vice presidente de una compañía dentro del campo de la tecnología. Luego de enfermarse tras un pico de stress, decidió dedicarse de lleno a esta iniciativa.

El sitio nos ofrece lo que podemos esperar de un lugar rodeado de naturaleza. Los huéspedes disponen de un gran número de actividades recreativas. Y dado que cualquier contacto con internet no está permitido allí, existen cosas que reemplazan algunos de los usos que le solemos dar en nuestra vida cotidiana. Como para que la transición no sea tan abrupta, ni mucho menos “traumática”.

Uno de ellos es un “motor de búsqueda humano”. En palabras sencillas, es una pizarra en donde los visitantes pueden dejar preguntas, consultas o incluso respuestas a las inquietudes planteadas por otros visitantes. Además también podemos encontrar una casilla de mensajes bien a lo “old school”. Es decir, podemos volver a escribir cartas de papel para comunicarnos con otras personas presentes en el campamento.

En orden de evitar cualquier conversación que implique asuntos del mundo exterior, todo aquel que ingrese a Camp Grounded debe utilizar un seudónimo para así no tener que revelar su identidad, ni cualquier detalle sobre su historia personal.

Ahora bien, es hora de hablar de números. Pasar 4 días y 3 noches en Camp Grounded con comidas incluídas, tiene un costo de U$S 570. Ciertamente un precio razonable para acceder a una experiencia que, muchos asistentes aseguran, nos devuelve de otra manera a la vorágine de la cotidianeidad.

Quienes tuvieron la oportunidad de ir de visita insisten con que al regresar a sus vidas normales notaron que la comunicación otras personas cambió para bien. Estamos tan acostumbrados a prácticamente vivir observando una pantalla que muchas veces no somos conscientes sobre cómo éste hábito puede afectar la manera de interactuar con los demás cara a cara.

 

Así que ya saben. No es necesario viajar hasta California para hacer un poco de vida analógica pero al menos intenten desenchufarse este fin de semana y descansar. ¡Hasta el próximo viernes!

Vía | CNET

Sitio oficial | Camp Grounded

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.