Cómo proteger la piel durante el verano

“Si pudiera ofrecerles solo un consejo desde el futuro, sería que usen protector solar”. Con esa frase arranca el ensayo de Mary Schmich con algunos de los mejores consejos para la vida en general, muy en el espíritu que me gusta tener a mí en el blog: tips para vivir mejor.

 

Aunque por lo general esos tips los traigo de la mano de la tecnología y las aplicaciones, en Buenos Aires es pleno verano, el Sol pega como trompada de Wookie, y no hay app que nos pueda proteger de eso. Sí, en cambio, seguir algunos lineamientos básicos e importantísimos para cuidar la piel durante el verano, como este set de indicaciones que me compartió la Dra. Laura Mijelshon, directora del Centro Piel y Estética.

Porque, ya saben, la piel es solamente el órgano más grande que tenemos en el cuerpo.

El Sol puede causar mucho daño en la piel…

En palabras simples, porque la piel tiene memoria. El daño solar es acumulativo y comienza el primer día que uno se expone a las radiaciones sin  protección (seguramente en la niñez). Los daños que se van generando a nivel celular en las distintas capas de la piel permanecen latentes y avanzan durante toda la vida sin retorno.

Factor UV

…pero también es beneficioso para nuestro cuerpo

Más allá de estar divinamente bronceados y perder el blanco-verde-monitor que todos cultivamos durante el invierno, tomar sol tiene beneficios concretos para la salud. Particularmente, la producción de Vitamina D requiere de la presencia de rayos UV. Incluso la Vitamina E, presente en alimentos, requiere de la acción de los rayos solares en algún punto de su síntesis.

Por eso tampoco nos conviene simplemente quedarnos puertas adentro todo el verano: estar expuestos a la luz solar con la debida protección es la opción más inteligente.

OK, entonces, ¿cómo hacemos?

Tomando sol en los horarios “buenos”

Cuando el sol está muy en vertical sobre nosotros (de 11.00 a 16.00 hs), hay que mantenerse lejos. Nada de tirarse a tratar de broncearse a las 13 horas porque pega más fuerte. Es probablemente una de las cosas más tontas que pueden hacerle a su cuerpo.

Por otro lado, antes de las 11am y después de las 16hs, es mucho mejor. Pero eso sí: siempre usando protector solar. Sin excepciones.

Y hablando del protector solar…

Cuidar la piel en verano

En líneas generales se considera bloqueador solar a partir del factor 30, que filtra el paso de los rayos solares. Lo ideal es aplicarlo un rato antes de exponerse al sol, alrededor de 20-30 minutos antes de salir. Colocarlo parejo y bien extendido, ya que ésto puede predisponer a la aparición de manchas o bronceados irregulares sobre la piel.

Y por favor anoten esto: en la ciudad también es necesaria la protección solar.

Ahora sí: a disfrutar del verano, el Sol y el calor de la forma inteligente. Sus yos del futuro se los agradecerán infinitamente.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.