De Barcelona a Italia en barco (y con el coche a bordo)

Barcelona es la segunda ciudad española que más turistas recibe cada año (superada solamente por Madrid), y no es para menos: desde su arquitectura tan característica hasta sus playas, tiene algo para cada tipo de visitante.

Pero, una vez allí, y especialmente para quienes quieren recorrer un poco más de Europa, la tentación de viajar a otros lugares es grande. El avión o el tren AVE son las primeras opciones que seguramente les vengan a la cabeza, pero hoy quiero hablarles de una opción diferente y que me parece muy atractiva: el ferry (y en particular el itinerario de Grimaldi Lines).

Navegar en un ferry-crucero tiene varios de atractivos, como el aprovechar para estar en mar un rato (¿yo sola me siento feliz navegando?), ser más económico que un billete de avión, en especial al viajar en familia, y poder llevar tu coche a bordo (esto para los locales, o quienes vivan cerca).

En ese sentido, las vacaciones pueden empezar literalmente en la puerta de casa y al subirnos a auto, llevándolo con nosotros (o, mejor dicho, llevándonos él a nosotros) desde el principio hasta el final.

La única vez que viajé en ferry y con auto fue con mi familia a los 8 años, de Buenos Aires a Montevideo, y recuerdo que me pareció fascinante estar subiendo con el coche a un barco, y luego poder recorrer los paisajes uruguayos con el mismo auto de siempre.

De Barcelona a Roma o Cerdeña

Hace unos días en la ciudad de Madrid tuve el placer de asistir a una presentación de Grimaldi Lines donde nos contaron sobre las novedades para este año de la línea de ferry-cruceros, que van de Barcelona a la isla italiana de Cerdeña, y también a Roma vía Civitavecchia.

El itinerario original que ofrecían era directamente a Civitavecchia, pero hace 10 años incluyeron la parada en Porto Torres, en la costa noreste de Cerdeña (Sardegna), y fue todo un éxito.

No es para menos, la isla es tan hermosa como puede esperarse de la tierra de mis ancestros, con mares, playas, acantilados y una opción hotelera que por lo que estuve viendo es bastante accesible.

Y Roma… bueno, Roma es Roma, amigos, ¿tengo que decir algo más?

Parte del éxito de este modo de viaje tiene que ver con el poder recorrer ya sea la isla, o la Italia continental, con el propio coche, sin necesidad de alquilar transporte en el destino.

Es ferry pero también crucero

A diferencia de otros ferries, que son más como un «autobús en el agua», los barcos de Grimaldi son también cruceros. Cuentan con camarotes completos (de diferentes categorías), piscina, discoteca, salón de fiestas, restaurante de autoservicio y también a la carta.

También hay gimnasio, health center y hasta casino.

Todo esto me lo contaron, pero ojalá pueda mostrarlo en primera persona pronto.

Viajar con tu coche… y tu mascota

Este año estoy prestando especial atención al viaje con mascotas, sobre todo porque quiero que Emma empiece a acompañarme cuando sea posible. Pero confieso que hacerla viajar en avión me genera un estrés importante.

Una de las cosas que más me gustaron de lo que nos comentaron es que a partir de este año la compañía de ferries habilita un número limitado de Pet Cabins, camarotes de uso exclusivo donde se puede viajar con nuestras mascotas.

Ya sea que vayan a Cerdeña, Roma, Savona o Tánger (en Marruecos), estos camarotes están equipados para la estancia de animales domésticos pequeños y medianos.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More