Huawei TalkBand B1 [en mis manos]

La TalkBand B1 de Huawei es otro de los gadgets que estuve probando en las últimas semanas, ansiosa por experimentar con algún wearable que no sea mi querido pero ya bastante viejo Fitbit One.

Lo primero que me surge destacar de la TalkBand B1 de Huawei es que no necesitas tener un teléfono Huawei para aprovecharla: usuarios de Android o iOS, con solo instalar la aplicación pueden hacer uso de todas las funciones de esta pulsera, y eso ya me parece un gran acierto en un mercado donde cada fabricante quiere asegurarse que solamente puedan usar sus wearables o smartwatches con los smartphones de la misma marca.

Huawei TalkBand B1 02

Así fue que durante unas semanas, la Huawei TalkBand B1 fue la compañera de mi iPhone 6.

Pero ¿qué es exactamente la TalkBand B1? Bueno, es una pulsera que mide tu actividad física, así como calidad y cantidad de sueño, pero que además se desprende para funcionar como pieza bluetooth para tomar llamadas, algo que puede ser sumamente útil cuando se está en la calle.

El modelo que probé yo es de una correa de goma color turquesa que peca de ser demasiado llamativa, algo que en el primer mundo puede no ser un problema, pero que en mi Argentina natal me hace temer por que algún amigo de lo ajeno la considere llamativa y se la quiera apropiar.

Huawei TalkBand B1 01

En mi caso, además, tengo muñecas muy chicas. Ridículamente chicas. Con lo cual inevitablemente la B1 sobresalía a los lados, siendo un poco incómoda. Pero estimo que la mayoría de las personas no van a tener este problema, y definitivamente no los hombres.

Volviendo al diseño, el material es hipoalargénico y resistente tanto al sudor como a los rayos UV, así como al agua y al polvo, algo fundamental si la queremos usar como nuestra compañera cotidiana tanto en las actividades tranquilas como en los deportes. Pero aunque puede sumergirse temporalmente en hasta un metro de agua, no recomendaría que la lleven a la pileta de natación ni al mar.

El dispositivo en sí mismo (la parte que es pantalla y dispositivo Bluetooth) es simple: una pantalla OLED que nos arroja información básica. Pero cumple con lo necesario y es muy fácil de ver en cualquier tipo de condiciones de luz.

Presionando el botón del costado podemos ver, secuencialmente: la hora, pasos dados en el día, calorías quemadas, y estadísticas del sueño. Además, si recibimos una llamada, aparece la información de la misma en la pantalla, una de sus funciones más útiles.

Huawei TalkBand B1 03

La duración de la batería es más que extensa (según la marca dura hasta 6 días), y se carga directamente conectando la correa a un puerto USB. No hay necesidad de cables ni cargadores.

Huawei TalkBand B1 04

 

Como les comentaba al principio de esta reseña, la TalkBand B1 funciona junto con una aplicación compañera, que se destaca por su lindo diseño y simplicidad. En iOS, además, se puede conectar con iHealth para compartir datos.

Desde la aplicación ingresamos nuestros datos corporales (sexo, peso, altura) que servirán para calcular las calorías quemadas, pero además podemos configurar una alarma que vibre cuando la necesitemos y también los objetivos en cuanto a pasos o distancia que queremos recorrer por día.

Retomando el dispositivo en sí mismo, como dispositivo bluetooth para hablar por teléfono performa bien, aunque es un poco más grande y pesado que la mayoría de los aparatos que cumplen esta función. Y tiene sentido, porque la B1 es pantalla y tracker de actividades.

Huawei TalkBand B1 05

Viene con “cositos para la oreja” (a falta de un término más técnico que se me venga a la mente) de distintos tamaños, lo cual es muy bienvenido.

Poder contestar llamadas simplemente removiendo la pantallita de la pulsera es cómodo cuando uno está en la calle, o en el medio de alguna actividad.

Pero al momento de dormir, me resultó demasiado grande y rígida como para utilizarla. Si tenerla puesta durante el día con mis muñecas pequeñas era un poco incómodo, al momento de dormir era directamente intolerable.

En última instancia, la Huawei TalkBand B1 es un accesorio con funciones prácticas, que lejos de ser un smartwatch es un buen compañero para un smartphone. Pero antes de comprarla, me aseguraría de que se lleva bien con el cuerpo de cada uno.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.