Sony Xperia Z3 [Análisis]

Xperia Z3 Xperia Z3

Hace unas semanas estuvimos en el evento de lanzamiento y les contamos los principales detalles sobre su llegada al país. Gracias a la gente de Sony que pudo facilitarnos uno de sus equipos, tuvimos la oportunidad de probarlo con mayor exhaustividad -de la que se puede pretender en un evento de prensa- para contarles todo lo que el Xperia Z3 tiene para ofrecer, y para responder una de sus principales dudas, ¿Ya a mediados del 2015, luego de 9 meses de su llegada al mundo, cómo se para el Z3 frente a su competencia?

Diseño

Desde el inicio de la gama Z en el año 2013, Sony lleva adelante en sus dispostivos una filosofía de diseño que denomina Omnibalance, esto significa dos cosas para la compañia: balance y simetría. Cuando agarramos por primera vez el Z3 nos encontramos con que es un teléfono algo pesado (154 gramos) en comparación con sus antecesores y la competencia en el mercado. Pero dicho peso se encuentra distribuido de forma pareja en toda la superficie del teléfono, lo cual queda en segundo plano al ser opacado enseguida por una sensación de durabilidad y calidad, ni bien sujetamos el terminal, brindado a la perfección por la combinación de aluminio y vidrio.

El Xperia Z3 ofrece un diseño más refinado respecto a su precedesor, los bordes curvos son mucho más cómodos para sostener el teléfono, lo que en definitiva hace que sea más gentil con la piel de nuestras manos. Ante la eventualidad de posibles accidentes y caídas, el Z3 cuenta en sus cuatro esquinas con unos protectores (tipo bumpers) de un plástico rígido que amortiguan los golpes para evitar que los vidrios se quiebren, pero la diferencia de material es sutil y la fusión con el resto del cuerpo es armoniosa, por lo que no molesta en absoluto durante el uso.

Xperia Z3 Xperia Z3

Todos los botones del dispositivo se encuentran del lado derecho. El botón de encendido/bloqueo está ubicado a una altura justa para el pulgar -si son diestros- o del dedo medio -si son zurdos-, los botones de volúmen están por debajo de este, y el tan solicitado botón dedicado para la cámara ubicado casi en la punta.

Sony sigue firme con su decisión de equipar a sus dispositivos con resistencia al polvo y al agua. El Xperia Z3 cuenta con certificación IP65/68, para lo cual sus puertos se encuentran cubiertos con tapas de protección, las cuales son bastante fáciles de abrir cuando las necesitamos, pero firmes cuando deben permanecer cerradas. Probablemente para varios sea una molestia tener que abrir la tapa del usb para enchufarlo al cargador o a la pc, pero es algo a lo que uno se termina acostumbrando y luego no lo nota.

 

Soy de los que creen que los teléfonos hay que usarlos como los diseñadores industriales los concibieron. Sin fundas o protectores de plástico que solo dan un aspecto barato al dispositivo. Una de las pocas contras en cuanto al diseño del Z3 es que se siente un poco resbaladizo (una de las contras de tener cuerpo de aluminio redondeado), por lo que van a tener que ser cuidadosos si son como yo, o van a terminar poniéndole una funda que impida que se les caiga al piso.

Hoy en día es inevitable no vernos envueltos en un mundo de pixels, todo el día conectados a través de lo que vemos en nuestras pantallas. Estas son el puente entre lo virtual y lo real, por lo que son uno de los aspectos más importantes del hardware de nuestros dispositivos. En el caso del Z3 este cuenta con una pantalla de 5,2 pulgadas (FHD IPS), con una resolución de 1920×1080 (personalmente no veo la necesidad de más en un teléfono) y 424 ppi; dicho en otras palabras, suerte con poder distinguir un pixel sin la ayuda de una lupa.

Una de las mejores características es que se puede utilizar la pantalla del teléfono con guantes, es una opción que se habilita dentro de Configuración. Gran plus si viven en ciudades donde el frío es la norma durante la mayoría de los meses del año. Otra de mis funciones favoritas de la pantalla es poder prenderla con solo hacer unos taps en la misma, es tan fácil y rápido que pronto dejé de usar el botón de desbloqueo.

Con un contraste y colores vívidos, pero sin llegar a estar sobre-saturados, buenos ángulos de visión y una capacidad de brillo que ofrece excelentes condiciones de visión incluso bajo pleno rayo del sol, esta es una de las mejores pantallas que probé en un teléfono con Android.

Rendimiento

El Xperia Z3 cuenta con un hardware digno de su gama, considerando que hablamos de un equipo de finales de 2014. El chip que le da vida es un Qualcomm MSM8974AC Snapdragon 801 (un Quad-core a 2.5 GHz), por parte del GPU encontramos una Adreno 330, todo acompañado de 3 GB de RAM.

Xperia Z3

Prácticamente cualquier aplicación, juego o multimedia que le tiren lo va a correr sin mostrar signo de fatiga alguno. Juegos como Real Racing 3, Mortal Kombat X o Minecraft, que son de los más exigentes gráficamente, se pueden disfrutar sin problemas.

Eso si, en el caso de pasar un buen rato jugando o viendo películas en Netflix, el teléfono se va a calentar debido al uso intensivo del procesador, lo cual es absolutamente normal en este caso, demás está decir. Si bien se siente, no molesta al tacto ni se vuelve incómodo de sostener, a menos que jueguen por más de una hora seguidas, claro. En el uso normal diario, el teléfono se mantiene bastante frío a pesar de estar completamente sellado (por su resistencia al agua).

En cuanto al almacenamiento, el Xperia Z3 cuenta versiones de 16 o 32 GB. El equipo que probamos era el de 16 GB, el cual ya de fábrica deja suficiente memoria disponible para instalar una buena cantidad de aplicaciones, pero para realmente despreocuparse les recomiendo comprar una micro SD (soporta hasta 128 GB), donde puedan almacenar todas las fotos y videos que tomen, los cuales pueden llegar a ser bastante pesados si toman fotos a 20 MP o videos en 4K.

Software

Si bien el Xperia Z3 salió al mercado con Android 4.4.4, actualmente ya se encuentra actualizado a 5.0.2 (Lollipop), que es la versión con la cual lo probamos, y a partir de julio Sony lanzará la actualización a 5.1.

Aunque Sony implementa en sus versiones de Android una capa de personalización, las mismas han ido mejorando muchísimo a lo largo de los años. Personalmente no soy fan de ninguna capa de personalización que el fabricante me fuerce a utilizar (prefiriendo por sobre todo Android Stock), pero en el caso de los Xperia, la misma no es demasiado invasiva como puede ser Touchwiz (Samsung) o Sense (HTC), va más hacia el lado de Motorola, su idea es modificar el SO lo indispensable para darle cierto valor agregado al usuario.

La experiencia de uso en Lollipop es agradable. En ningún momento el teléfono muestra rastros de lag, por el contrario, la cantidad de RAM sobra para cambiar de apps suavemente y hacer multitasking, además de que el procesador logra que todas las apps abran casi instantáneamente.

Xperia Z3 Xperia Z3

Dentro de la personalización de Android, Sony incluye varias apps propias y, dependiendo del mercado, algunas de terceros. Si bien qué es útil para cada usuario es completamente subjetivo, algo imperdonable es que ciertas apps sean marcadas como de “sistema”, dejándome sin la posibilidad de eliminarlas fácilmente, viendome en la necesidad de rootear el teléfono y borrarlas por la fuerza. Si son de los que utilizan todos los servicios de Google sin excepción, en algunos casos van a tener que lidiar con apps repetidas en funciones, como en el caso de Album, de Sony, y Photos, de Google.

Para los gamers, una de las funciones que seguramente apreciaran si tienen una PS4, es la posibilidad de jugar desde la pantalla del Z3, a través de la aplicación Remote Play, la cual no viene preinstalada, deben descargarla desde Google Play. Esta app les va a permitir conectar su teléfono a la PS4, siempre y cuando se encuentren ambos en la misma red, y también un DualShock para poder jugar y controlar la consola en general, lo cual recomiendo fervientemente, ya que los controles touchscreen son honestamente horribles.

 

Si bien logramos conectar los equipos y probar Remote Play jugando Call of Duty: Advanced Warfare, la conexión Wi-Fi no se lo bancó muy bien (presentaba un molesto lag), y la calidad de transmisión dejaba que desear, pero esto es un problema del ISP y no del software en sí. Claramente una conexión de 6 MB de bajada no fue suficiente. Más allá de eso, jugar desde cualquier lugar de la casa en donde te sientas más cómodo es genial, y las 5,2’’ del Z3 son más que suficientes en ese caso.

Sonido

Una de las críticas más recurrentes en el mundo de los smartphones está relacionada a la ubicación de los parlantes en el dispositivo. Sony finalmente tomó la decisión correcta con el Xperia Z3 ubicando los mismos al frente, siguiendo un poco la filosofía de HTC en su serie One.

El hecho de que los parlantes se encuentren en la parte frontal hace que todo lo multimedia se disfrute a pleno, desde ver videos en YouTube o Netflix, hasta jugar. Al sostener el teléfono no tenemos que preocuparnos por ver cómo lo estamos sujetando para no tapar el sonido o que si lo apoyamos en una superficie plana podemos utilizar la pantalla, ambas situaciones son muy distintas en teléfonos que tienen los parlantes en los laterales o en la parte trasera.

En cuanto a la calidad del sonido y volúmen, definitivamente mejoró respecto a sus antecesores, y aunque en el mercado hay smartphones que lo superan en este aspecto, es más que suficiente para el día a día.

Xperia Z3 Xperia Z3

Batería

A medida que los smartphones se vuelven cada vez más y más delgados, los diseñadores deben hacer recortes en otros aspectos, y uno de los que más sufre es el espacio designado para la batería. Con el Xperia Z3, Sony logró un perfil bastante delgado de tan solo 7,3 mm, en comparación a los 8,2 mm del Z2 con su batería de 3200 mAh, en el cual pudo colocar una batería de 3100 mAh .

Este es el verdadero punto fuerte del Z3. La batería dura. Mucho.

Para realmente testear su capacidad, decidí durante unos días usar el teléfono sin hacer uso del modo STAMINA o Ultra STAMINA, los cuales ayudan a que cuando el teléfono se encuentra con la pantalla apagada/bloqueada no permita que ciertas apps se conecten a internet y consuman ni batería ni datos (Edge, 3G, etc).

Si le preguntan a cualquiera que me conozca, les va a decir que no hay momento que no esté mirando el teléfono. Lo que nos dice dos cosas: por un lado tengo que controlarme bastante más, y por el otro que el uso que hago del smartphone es bastante intensivo. Entre las apps que reviso varias veces a lo largo de todo el día se encuentran Twitter, Instagram, Snapchat, Tumblr, Reddit, Feedly, sumando las de mensajería como Whatsapp, Telegram, Gmail, también algo de navegación en Chrome leyendo artículos, escuchar música en el auto por bluetooth a través de Spotify, y una o dos llamadas.

Teniendo ese uso en mente, el Z3 me permitía desconectarlo del cargador a eso de las 8 am y no preocuparme en todo el día, llegando a casa a la noche con aproximadamente un 30% de batería restante, y si el uso habia sido más intenso, con un 15-20%, promediando entre 4 y 5 horas de pantalla encendida. En días en los que el uso había sido bastante elemental, el Z3 podía seguir de largo toda la noche y más de la mitad del día siguiente.

Mi preocupación por tener que andar con un cargador a mano, o de no saber si llegaría al final del día, desapareció. Realmente no puedo explicar con palabras el alivio que es saber que el teléfono no te va a dejar abandonado porque se le ocurrió devorarse toda la carga.

Ahora, si activamos el modo STAMINA, vamos a notar un buen incremento en el rendimiento. Pero claro que a medida que uno va permitiendo a más apps saltarse esta limitación (a través de una especie de lista blanca), el efecto no va a ser el mismo. Aún así, el máximo rendimiento que obtuve con el Z3 fue de casi dos días, con 6 horas de pantalla encendida, llegando a casa con un 2% restante.

En definitiva, tomando pequeñisimos recaudos, como utilizar la pantalla al 50% de brillo (que realmente sobra, incluso bajo el sol), no jugar muchos juegos demandantes o ver mucho YouTube o Netflix, van a ver que la batería rinde mucho más de lo que esperaban.

Con el modo Ultra STAMINA, el teléfono entra en un estado en el cual tan solo quedan habilitadas funciones básicas, como mensajes de texto y llamadas. El mismo está pensado para ocasiones en las que no puedan conectarse a un cargador por un período prolongado, y en el que no necesiten hacer uso del Wi-Fi o de los datos móviles.

Para esos momentos en los que estás con el tiempo justo y necesitas contar con batería en el teléfono, debido a que el Z3 cuenta con el procesador Snapdragon 801 de Qualcomm, este incluye la función Quick Charge 2.0, la cual permite conseguir un 60% de carga en tan solo 30 minutos.

Cámara

Sony tiene una trayectoria relativamente larga en lo que a fotografía respecta, y sus modelos más recientes como la Alpha NEX-7 o Alpha A7 II son bien recibidos por los fotógrafos. Cuando hablamos de smartphones, generalmente esperamos que todo lo que ha aprendido la empresa en su departamento dedicado a fotografía, lo ponga en práctica en sus modelos Xperia. Pero hasta hace poco este no era el caso, a pesar de tener buenos lentes, el software lo arruinaba todo.

Con el Xperia Z3 parece que la historia cambió.

En cuanto a características técnicas, el Z3 cuenta con una cámara frontal de 20,7 megapixeles (con un lente de 25mm y una apertura f2.0 ), un Sensor Exmor RS 1/2,3’’, un ISO máximo de 12800, flash led y autofoco. La cámara delantera es de 2,2 megapixeles.

Gracias al botón dedicado de cámara, tomar fotografías es una experiencia mucho más placentera y similar a las point and shoot, además de que brinda una mejor estabilidad a la hora de la captura. No tener que lidiar con el fastidio de mantenerse quieto como una estatua para tocar la pantalla y tomar la foto es un gran plus. Además, si mantenemos apretado el botón dos segundos, hace la función de atajo, iniciando directamente la cámara aún si tenemos el teléfono bloqueado.

 

Una de las características más particulares de las cámara de los Xperia es la posibilidad de agregarle plugins (los cuales se bajan de Google Play, o incluso vienen incluidos con ciertas apps) con distintas funciones. Por lo que en el Z3 encontraremos, de fábrica, los modos: Superior Auto, Manual, Timeshift Video, Timeshift Burst, Sound Photo, Background defocus, AR Effect, 4K Video, Creative effect y Sweep Panorama; pero además pueden bajar plugins como: Timelapse, Evernote, Vine o Quick PDF, los cuales trabajan directamente con la API de la cámara de Sony para brindar sus funciones específicas.

El modo Superior Auto está pensado para que puedas tomar fotografías sin tener que detenerte a manipular la configuración de la cámara, como una especie de modo automático con esteroides. Con este la cámara detecta qué es lo estas fotografiando, si un paisaje, un rostro, un animal, un documento, etc, con el fin de brindar el mejor resultado. Para la gran mayoría de los casos este modo es más que suficiente, se pueden lograr buenos resultados.

El modo Manual es donde pasarán la mayor parte del tiempo si son de los que piensa cada toma antes de capturarla. Lamentablemente, los ajustes que se pueden hacer son algo elementales si los comparamos con el modo manual en el Galaxy S6 por ejemplo. Vale aclarar también que no todos los ajustes se pueden realizar bajo la opción de capturar a 20,7 MP, algunos están limitados a menores resoluciones (no está demás decir que más MP no implica necesariamente que tus fotos salgan mejor).

Abajo van a poder apreciar una galería de fotos tomadas con el Z3. Haciendo click derecho pueden abrirlas en una pestaña nueva y verlas en tamaño completo.

En general, la cámara del Xperia Z3 logra muy buenos resultados. Pero si queres fotos para recordar momentos valiosos, mejor tomarse unos minutos y hacer algunos ajustes, ya sea en balance de blancos o exposición, ver las condiciones de luz correctas y pensar la toma. Lo vale. Aún así, la calidad de las fotografías no deja mucho que desear y se acerca bastante a los resultados del iPhone 6. Abajo una breve comparativa.

Sony Xperia Z3
Sony Xperia Z3
iPhone 6
iPhone 6
Sony Xperia Z3
Sony Xperia Z3
iPhone 6
iPhone 6

 

Si les interesa conocer en profundidad sobre la capacidad de la cámara y cómo se desempeña en relación al resto de su competencia en Android y iPhone, les recomiendo los reviews de: Gizmodo (Español), Photography Blog (Inglés), Phone Arena (Inglés) y GSM Arena (Inglés).

Conclusiones

En definitiva, el Sony Xperia Z3 es un smartphone con excelentes prestaciones que dejará satisfecho al mayor porcentaje de consumidores que optan por un teléfono con Android. Si necesitan que la batería les rinda todo el día sin tener que preocuparse en absoluto, este es su teléfono. Si escuchan mucha música a lo largo del día, este es su teléfono. Si son gamers y tienen una PS4, este es su teléfono. Necesitan que su teléfono resista agua y polvo? Check a eso también. Podría seguir, pero entienden la idea.

Ahora, a quién no se lo recomiendo? A quienes prefieran Android Stock, a quienes le incomode sujetar teléfonos grandes, a quienes necesiten una cámara con mejores ajustes manuales, y… creo que ahí termina.

Sony logró lo que buscaba desde el inicio de la gama Z, el Xperia Z3 es ese resultado, aunque claro que todavía hay espacio para mejorar. Aún después de 9 meses es un teléfono que sigue dando competencia en el mercado y poco tiene que envidiarle a smartphones como el Samsung Galaxy S6 o LG G4.

Pueden conseguir el Xperia Z3 liberado en las tiendas oficiales de Sony por $16.999. En cuanto a las operadoras: En Claro arranca en $13.299 con un plan de $250/mes; $13.999 con plan de $190/mes; $15.999 con plan de $140/mes; y $17.999 con un plan de $100/mes. En Personal, para líneas nuevas con factura comienza en $10.169 con plan de $420/mes, a $11.521 con  el plan de $215/mes. Para lineas nuevas prepago el precio es de $15.299.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

5 Comentarios
  1. Diego Martín dice

    Leandro tengo un z1 me recomendás cambiar a este o esperara lo que venga

    1. Leandro Ucciferri dice

      Hola Diego! El Z1 sigue siendo un buen terminal, seguramente con el update a Lollipop te dure un buen tiempo más. Yo tengo desde hace dos años el primer Z y sigue dando batalla. Realmente si no tenés necesidad de cambiarlo (lease alguna falla de hardware, si está roto, etc), yo te diría que esperes un rato más, que las nuevas funciones en Android M van a traer buenos smartphones a fin de año y en 2016.

      Saludos!

  2. Oscar dice

    Ya hace un tiempo que lo tengo, ni una queja por mi parte.

  3. Anibal dice

    muy buen analisis lean , hace rato q quiero un sony, pero cuando compre mi note3 en personal solo estaba el viejo z1 y ya era incomparable con el note … ahora si quiero el z3

    1. Leandro Ucciferri dice

      Gracias Anibal! Si ya estas viendo de comprarlo, Personal tiene la mejor promoción si es que contas con plan Black. Aunque no sé como andarán de stock; hace poco un amigo trató de comprarlo y ya se habían quedado sin equipos.