Te leo desde La Puna

Publicidad

Una de las cosas que más me gusta de Internet es que lo que hacés puede llegar a cualquier lado, desde Alaska hasta La Puna o al Congo Belga. Y así, hay gente que te lee sin que vos nunca te enteres, en lugares que ni siquiera imaginaste.

A veces, cuando escucho una canción de una banda poco conocida, de algún rincón lejano de la Tierra (me gusta el pop francés y en algún momento escuchaba mucho pop coreano), me pregunto si esos artistas se imaginaron alguna vez que su música iba a llegar a los oídos de una chica en la otra punta del mundo. Me imagino que la primera vez que te das cuenta de eso debe ser un momento maravilloso.

Al menos así siempre me siento yo cada vez que algún lector de Acceso Directo comenta desde México, o desde España, o de cualquier lugar que no sea mi barrio, realmente.

Que haya gente que mire, lea o escuches lo que hacés desde cerca o desde lejos nunca deja de ser genial. Y yo por mi parte leo y admiro muchísimo a personas que están en otros países y otros continentes, y les dejo mensajes solo para decirles lo mucho que me gusta lo que hacen, porque sé que a mí me haría feliz estando del otro lado.

¿A qué viene toda esta reflexión? A que Simón en La Puna me hizo un video en el que dice que le encanta lo que escribo, y a pesar de que creo que sus intenciones pueden no ser del todo platónicas, me hizo acordar a la primera vez que alguien me dejó un comentario en el blog y yo no lo podía creer.

Si a ustedes también les pica el bichito de que los lean en un lugar remoto y les manden mensajes, en la página de Arnet pueden mandarle preguntas a Simón, que está en La Puna estudiando el clima, y que además de tener muy buen gusto en blogs (guiño guiño) responde cualquier cantidad de cosas en video.

Y si además me quieren hacer un videito a mí, no me quejo.

Simon en La Puna

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.