Misión Rescate (The Martian): Review

Hoy les traemos la review de Misión Rescate (The Martian), una película de ciencia ficción protagonizada por Matt Damon y dirigida por Ridley Scott.

Crecí rodeada de libros de ciencia ficción. En cuanto empecé a dejar de lado los libros infantiles y recurrí a la (gran) biblioteca de mis padres, me encontré con clásicos como Ray Bradbury, Isaac Asimov o Arthur Clarke. Los viajes espaciales, la luna, Júpiter, Marte, siempre me atrajeron de una manera especial. Cuando me enteré de la existencia de The Martian (Misión Rescate en castellano, nombre ubicado pero espantoso, así que de aquí en adelante la llamaremos por su nombre en inglés) estaba claro que la iba a querer ver.

The Martian

The Martian es, básicamente, la historia del astronauta Mark Watney, parte de una misión exploratoria en Marte, que queda varado en el planeta rojo cuando sus compañeros deben abortar la misión y lo dejan atrás pensando que estaba muerto. En síntesis, una versión espacial de El Náufrago protagonizada por Matt Damon, que tiene una tendencia particular a necesitar ser rescatado (Rescatando al Soldado Ryan) y a quedarse solo en planetas desiertos (Interstellar).

Durante toda la película vemos a Mark y al resto de los personajes intentar resolver el problema de cómo rescatarlo, asunto complicado ya que la próxima misión programada para visitar Marte llegará recién en cuatro años, cuatro años que Mark tiene que sobrevivir con provisiones pensadas para los treinta días que la misión en la que participaba iba a durar.

¿De vuelta Matt? ¿Sabés la guita que ya gastaron rescatándote de los quilombos en los que te metés?
¿De vuelta Matt? ¿Sabés la plata que se gasta rescatándote de los problemas en los que te metés?

La película está basada en el primer libro publicado del norteamericano Andy Weir (que estoy segura que debe estar todavía en shock mientras le caen los dólares del cielo). No lo leí, lo cual en este caso fue una suerte, porque en general no disfruto mucho de las películas basadas en libros.

Dirigida por el director de tanques cinematográficos Ridley Scott , The Martian tiene todo para ser un éxito instantáneo, y, de hecho, lo está siendo. Tuvo un fin de semana inicial bastante bueno y todo apunta a que seguirá en la cima un tiempo más. La película además tuvo el apoyo de la NASA, que aprovechó la historia para promover el proyecto de un viaje tripulado a Marte (y conseguir el tan ansiado apoyo monetario de parte del gobierno).

La ciencia juega un papel preponderante en la historia. El autor del libro en el cual está basado se ocupó de investigar durante años para que su libro sea lo más realista posible. The Martian es una película que atrapa. Durante toda la trama vemos al personaje principal luchar por sobrevivir en un ambiente hostil y lo acompañamos mientras va resolviendo un problema tras otro.

The Martian 4

A diferencia de lo que pasa en muchas películas del estilo, Mark es un personaje bastante feliz y no pierde mucho los estribos ni tiene demasiados momentos de desesperanza. El guión podrá ser muy bueno y exacto en la parte científica del asunto, pero en la parte psicológica no explora demasiado. Todos los personajes son buenos y heroicos, no tienen reacciones demasiado profundas y eso le quita bastante a la película.

Hay montones de cuentos clásicos de ciencia ficción que tratan temas del estilo con mucha más profundidad y muchísimo más conmovedores. Algo que tienen muchos autores clásicos es que usan la ciencia (más o menos plausible) como base, escenario, para contar historias humanas con una “poesía” que claramente no se logra en esta película (si quieren un ejemplo, basta leer Crónicas Marcianas de Ray Bradbury).

The Martian 2

¿Vale la pena entonces ver The Martian?. Si, vale la pena. Es una película entretenida, que te mantiene al borde de la silla en muchos momentos y que está bien actuada y dirigida. Pero es una película para olvidar. Me parece muy poco probable que vaya a convertirse en un clásico. Cumple con su objetivo de contar una historia, lo hace muy bien y probablemente ayude a la NASA a juntar fondos. Pero a la película le falta alma.

¿La vieron? ¿Qué les pareció? ¡Cuéntennos en los comentarios!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.