Twitter nos mostró cómo ganar un Mundial sin jugar al fútbol

Twitter

Finalmente, y pese a quien le pese, terminó el Mundial. Mientras nos preparamos para volver a la programación habitual de nuestro día a día a medida que la anestesia mundialista se va agotando, quedan en nuestra mente los sucesos de estas últimas semanas.

Personalmente, este fue un mes peculiar. Nunca fui de mirar fútbol, menos jugarlo (A menos que un partido ocasional de FIFA o PES cuente. ¿No? Ok.), pero este Mundial logró algo que no pasaba hace tiempo: engancharme a mirar a 22 personas patear una pelota por 90 minutos, e incluso de equipos que no eran la selección de mi país. No estoy seguro de cuándo empezó a picar el bicho mundialista, pero me alegro de que haya sucedido. Sé que no estoy solo y que seguro somos varios en la misma situación; me identifiqué con lo que bien contaron tanto Ceci como Celeste hace unos días.

Dejándo de lado los equipos, más allá de la vergüenza de Brasil en sus últimos partidos y la frialdad de sus hinchas, más allá de que Alemania haya salido campeón y que Argentina haya presentado batalla por 120 minutos en una final que va a ser difícil de olvidar, no quería dejar de mencionar a un integrante que, si bien no jugó ningún partido -y que nisiquiera está relacionado con un deporte- formó parte de todo este Mundial y nos acompañó en cada momento como si todos estuviésemos viviéndolo juntos: Twitter.

Para todos los que utilizamos Twitter con frecuencia, ver un partido del Mundial implicaba sentarse frente a la tv con la compañia de nuestro smartphone o notebook y prepararse para vivir un doble partido en tiempo real.

Twitter
Como siempre, genial Liniers

Saber que de cada momento interesante o gracioso del partido se iba a hacer un meme que en instantes aparecería en nuestro timeline, ya sea como una imágen, un gif animado, cuentas parodia, artistas que retrataban el mundial con su característico enfoque (como Liniers o 8bit football) o un clip en Vine, le daba otro dimensión al evento, pasa de ser algo que sucede a cientos de kilómetros de nuestro hogar, a un suceso que acontece frente a nosotros y del cual somos parte. Internet haciendo otro touchdown gol.

Twitter empezó el mes del Mundial con varios features en su plataforma que ayudaron a potenciar su uso durante los partidos, fundamentalmente haciendo hincapié en sus clientes para smartphones y tablets.

  • Regresaron los hashflags que habían tenido su debut en el Mundial de Sudáfrica en 2010, llenando los tweets con las banderas de los países concursantes e incluso lograron incentivar la creatividad de varios que aprovechaban los códigos de los países para formar palabras o frases, ya sean de burla o de chistes.

  • #WorldCup fue el hub central de todo lo que acontecía antes, durante y después de cada partido.

  • Marcadores en tiempo real durante cada encuentro y notificaciones del inicio de cada partido.

Tampoco faltaron records por romper. La final de la copa llegó a 32.1 millones de tweets en total, muy cerca de lo que será el evento deportivo más tweeteado en la historia de la red social durante mucho tiempo: el 7-1 de Alemania a Brasil, con 35.6 millones de tweets.

El trabajo por hacer que los usuarios activos sean aún más activos durante este importante evento deportivo se notó, aún así, y con todo lo remarcado, Twitter todavía tiene problemas de crecimiento debido a la paupérrima experiencia que tienen los usuarios que recién llegan, y el tema está en que esos nuevos usuarios se pierden de todo lo que acontece en cuentas de personas normales, ya que la red social los incita a seguir famosos y marcas comerciales por sobre cuentas que tweeteen sobre sus intereses, sean artistas, periodistas, programadores, diseñadores y demás.

Definitivamente, Twitter sigue siendo mi red social favorita, y no por todos los bells and whistles que le puedan agregar, sino porque permite conectarnos en tiempo real con cientos, miles, de personas al rededor del mundo y compartir eventos que van quedando marcados en la historia, ya sea un simple evento deportivo o cuestiones políticas y guerras.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

2 Comentarios
  1. Belenus dice

    Hola, interesante el artículo, gracias. Dos detalles: la segunda imagen indica “No se puede resolver la dirección DNS del servidor” (no sé si será problema de mi conexión, pero sólo me pasa en este caso) y el otro detalle es que te faltó la “h” en hincapié. Saludos

    1. Leandro Ucciferri dice

      Desde acá se ven las imágenes perfectamente, fijate que no sea tu conexión o el browser y me avisas.
      Gracias!